proxima  foto

YO, FEUERBACH

Yo, Feuerbach
es un thriller de emociones que habla
de la necesidad de las segundas oportunidades”.
Un texto que habla de las personas que quedan fuera de foco, de la falta de generosidad
de nuestra época y de la necesidad de segundas oportunidades.
Yo, Feuerbach
es una obra
profundamente conmovedora en donde resuenan permanentemente las grandezas y las miserias
de la condición humana. Por ello, es un gran texto. Lo que me apasiona de él es que habla, con
una gran lucidez, de crisis personales que se enmarcan dentro de crisis sociales. Sin duda, las
crisis nos obligan a tratar de vernos de forma diferente, a conocernos mejor, para poder mostrar
una nueva versión de nosotros mismos que tal vez ya estaba allí, pero a la que no le prestábamos
atención. Esto es lo que intentará nuestro personaje o, al menos, es lo que cree que debe hacer.
Al teatro le fascina tratar con las crisis y una de sus funciones es la de mostrar a personas que
por necesidad intentan y desean aprender a verse de nuevo. Sus motivaciones, conflictos, anhelos
y deseos son la base para la representación de una ficción que te mantenga clavado en la butaca.
Este es el caso de Yo, Feuerbach. Ese aprender a verse de nuevo y a reclamar una segunda
oportunidad es el gran tema de la obra. Es lo que la hace tan profundamente humana y actual.
Como decía antes, en un mundo de
coaches
, de pensamiento positivo, etc., Feuerbach, a su
manera, que es la de alguien desclasado y que puede parecer la de alguien que ha perdido el
tren, intentará recuperar el trabajo y la autoestima.
La situación, vista desde el público, puede provocar humor y ternura por los devaneos de este
personaje, digno de admiración y misericordia al mismo tiempo. Dorst se sirve del mundo del
teatro y de los actores y directores como metáfora de algo que le puede suceder a cualquier
persona en cualquier contexto social y laboral: un actor de mediana edad, después de haber
estado siete años en un hospital, se presenta a una audición ante un reputado director, al cual
él había ayudado en los comienzos de su carrera. Como cualquier persona, necesita trabajar,
necesita recuperar su vida. Sin embargo, no es con el director con quién se encontrará, sino con
su ayudante de dirección, un joven recién llegado al mundo del espectáculo.
Yo, Feuerbach
, no es, por tanto, sólo un texto que habla de la creación, del arte del actor y de la
representación, sino sobre todo en la vida, el aprendizaje, el amor, la gratitud, la misericordia, la
empatía, la fragilidad, la diferencia. Pasando por todo este tobogán de emociones, la obra avanza
hacia un final de gran tensión que obligará al público a tomar partido.
Asistir en directo al desencuentro de alguien con experiencia, arte y reconocimiento que, tras siete
años de ausencia, viene a pedir trabajo y a comprobar que su juez ha de ser un joven inexperto,
despierta muchos sentimientos y preguntas alrededor de cómo funcionamos y de cómo funciona
nuestra sociedad. Aparte del conflicto generacional evidente, la obra nos muestra cuán dificultoso
es volver a ser, volver a tener una nueva oportunidad, en una sociedad que valora el éxito y la
imagen por encima de todo lo demás. Los personajes avanzan tras brillantes diálogos al momento
cumbre en el que, según parece, llegará el director; para entonces, realidad, deseo, frustración,
conflicto generacional, imaginación y sueño ya componen la partitura de la función.
El actor, Feuerbach, es todo un personaje, valga la redundancia. A través de sus dotes actorales,
su capacidad de imitación, su cinismo, su humor, su delicadeza y su fuerza asistiremos a un
auténtico despliegue de lo que él considera su gran talento teatral, pero que, a veces, a nosotros,
testigos externos, nos podrá parecer humanamente patético. El humor y, a veces lo grotesco,
son algunos de los recursos de Dorst para expresar el desencaje total entre ambos personajes;
dos mundos completamente diferentes que nunca esperaron encontrarse. En realidad, dos
personas cuyas diferencias hacen muy complicada su inclusión en una sociedad cuyos valores
son altamente discutibles, por no decir rechazables. Dorst es un humanista y desde ahí podemos
contemplar su obra.
Para afrontar este texto, necesitas la complicidad y el talento de un gran actor. Ambas cosas las
reúne Pedro Casablanc, quien, sin duda, afronta aquí uno de los grandes retos de su amplia y
exitosa carrera. Este proyecto está íntimamente ligado a él. Un texto como este, donde la potencia
de lo humano está desplegada con tanta intensidad, requiere grandes interpretaciones y una buena
dirección de actores, además de forma, calidad y simplicidad. De poesía emocional de alto voltaje.
Dorst, actualmente un sabio anciano, es uno de los grandes de la escena teatral europea,
galardonado con el Premio Europa, entre otros, y uno de los autores más venerados en los teatros
centroeuropeos. Es un gran autor para estos tiempos de segundas oportunidades.
Antonio Simón

Autor:
Tankred Dorst
Director:
Antonio Simón
Versión y adaptación:
Jordi Casanovas
Intérpretes:
Pedro Casablanc y Samuel Viyuela González
Voz en off :Nuria García
Escenografía: Eduardo Moreno
Vestuario:Sandra Espinosa
Diseño de iluminación: Pau Fullana
Diseño de sonido: Nacho Bilbao
Asistente de dirección: Beatriz Jaén
Asistente de escenografía: Lorena Puerto Rojo
Asistente de producción: Celia Mira
Distribución:Jordi Buxó - Buxman Producciones (España)
Producción ejecutiva:Pablo Ramos Escola para Buxman Producciones
Fotografía: Sergio Parra
Una coproducción de:
Grec Festival de Barcelona 2016, Velvet Events y Buxman Producciones
Con el apoyo del:
Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya
Agradecimientos:
TAI Escuela Universitaria de Artes y Espectáculos y Andy-Wolf

DURACIÓN APROX: 90 MINUTOS
PÚBLICO ADULTO

Fechas: Del 27 al 28 de mayo

logo_ayuntamiento facebook

actualmente listado

Obra: BELLE EPOQUE CONEXIONES CON...TEATRO ARBOLÉ
Compañia: JAVI EL MAGO
Fechas: Del 22 al 25 de mayo
Argumento:

Javi es un reconocido mago del mundo de la ilusión, con una larga trayectoria en las artes escénicas, en todos los espectáculos, Javi jugando con el teatro muestra su concepto personal de la magia.

La Belle Epoque es un espectáculo en vivo de dos de los mejores magos actuales: Javi El Mago y Felix el Mago que mezcla la magia, la poesía y el humor con los pequeños y grandes milagros de la ilusión.

Conoceremos a Raquel la serpiente adivina, las esferas de colores del siglo XIX, el vuelo infantil, la manipulación inexplicable de Felix, el cuerpo de Javi partido por la mitad etc.

Con la Belle Epoque, os invitamos a un viaje donde los sueños son posibles. Saborea con estos dos geniales magos lo maravilloso de la imaginación.
Se demuestra a todos que no es lo mismo ver que mirar, mirar puede ser engañoso..
Se incluyen efectos que se explican de manera fácil para fabricar y practicarlos por ellos mismos.
Aprenderán a: Crear constancia como medio de obtención de resultados. Generar orden mental y organización. Vencer timidez y hablar en público. Acrecentar el sentido del humor y habilidad manual.
DURACIÓN APROX. 95 MINUTOS
PÚBLICO RECOMENDADO: TODOS

foto
Funciones:
Lunes, 22 de mayo: 10,30 horas
Martes, 23 de mayo: 10,30 horas
Miércoles, 24 de mayo: 10,30 horas
Jueves, 25 de mayo: 10,30 horas

VENTA DIARIA DE 17,00 A 21,00 HORAS EN LAS TAQUILLAS DEL TEATRO PRINCIPAL, C/ DON JAIME
Síguenos a través de las Redes Sociales y obtén información acerca de las funciones a precios especiales en:
www.facebook.com/TeatrodelMercado
https://twitter.com/ @teatromercado
https://twitter.com/@pmaeizgz

 

Bucle de inducción magnética www.aca.es